Páginas vistas en total

martes, 7 de febrero de 2012

HICIERON CHOLITOS A LOS JALADITOS

Por única vez en su historia, Alianza viste de blanquirrojo
Los cables anunciaban derrota de Selección Peruana
Algunas veces cuando queremos pasarnos de vivos, nadie nos gana. La siguiente historia nos sitúa semanas antes de iniciarse el Mundial México 86. Un cable informativo procedente de Los Angeles anunciaba que en partido de preparación, la Selección de Corea del Sur había vencido a la peruana por 2-0. Obviamente esto causó extrañeza en los medios locales, ya que no se había informado para nada de este presunto choque amistoso ante los surcoreanos. Pero la foto que acompañaba al cable era por demás elocuente: los asiáticos habían enfrentado a un equipo que vestía la clásica banda roja y no era precisamente el Deportivo Municipal. Qué había pasado? La Federación Peruana de Fútbol había recibido con anterioridad una invitación para participar de algunos amistosos en EEUU ante selecciones que iban a participar en el Mundial mexicano, tal como la asiática. Sin embargo, la FPF desistió ya que no contaba con tiempo suficiente para armar un equipo. Casi al mismo tiempo, el club Alianza Lima gestionó ante la Federación un permiso para realizar algunas presentaciones en el país del norte, pero con lo que no contaban en el ente rector de nuestro fútbol era que en dichas presentaciones los íntimos iban a dejar de lado su clásica camiseta blanquiazul para dar paso, por única vez en su historia, a la banda roja cruzada.
Presidente aliancista, Agustín Merino, con la camiseta de la discordia
Obviamente, a los surcoreanos se les había dado gato por liebre. En los afiches que promocionaban el amistoso, se consignaba la presencia de la Selección Peruana y el promotor del evento, Juan Carlos Acosta, con todo el desparpajo del mundo ("la tenía más grande que la del Campo de Marte" dirían algunos) dijo que esto fue así ya que "la publicidad se hace en base a los países de donde proceden las instituciones(...) La vez pasada llevé a Alianza a Seúl y los periódicos hacían mención de Perú más no de Alianza. Así sucedió en Los Angeles".
La investigación de la FPF no dio con ningun culpable
El asunto trajo cola, y se formó una comisión investigadora. Los dirigentes aliancistas se lavaron las manos y dijeron que ellos recibieron autorización de la FPF para el cambio de uniformes. Nunca se supo quién brindó dicha autorización. Al final no se encontraron responsables, ya que los cerebros del timo idearon la forma de salvar el asunto: hicieron vestir a los jugadores grones con la banda roja pero, ahí está el detalle diría Cantinflas, el uniforme no llevaba la insignia de la FPF sino sólo la palabra "PERU". No era entonces la vestimenta oficial del seleccionado peruano y no había por qué recibir sanciones. Incluso algún dirigente aliancista sugirió que en adelante "se legisle el asunto, ya que clubes como Deportivo Municipal y Alfonso Ugarte de Puno sí usan camisetas parecidas a la Selección y no se les dice nada, mientras que a nosotros se nos cuestiona". Criollazo el tipo.

UN CIEGO EN COLONIA

Juan Carlos Oblitas firmando autógrafos en Colonia
Previo al Mundial del 82, la Selección realizó una discutida etapa de preparación en Colonia, Alemania. Para muchos, la principal causa de la desastrosa presentación en España. La imagen capta el momento en que Juan Carlos Oblitas complace el deseo de algunos pequeños hinchas alemanes, que buscaban su rúbrica para tenerla como recuerdo. Oblitas y Percy Rojas eran por entonces los únicos seleccionados en actuar en el fútbol europeo, específicamente en el Seresien de Bélgica.

ECHA SOTO

Un casi adolescente José Soto, cuando integraba las filas del Deportivo Municipal, al lado del meta Alberto Akatsuka. El actual entrenador aliancista militó en filas ediles hasta 1992, cuando fue transferido a La Victoria.