Páginas vistas en total

lunes, 9 de abril de 2012

MUERTE EN LAS CANCHAS

Hace unas semanas se conoció el caso del jugador Fabrice Muamba, del Bolton inglés, quien se desmayó en pleno partido tras sufrir un paro cardíaco. Felizmente se pudo recuperar y no pasó a engrosar la lista de jugadores fallecidos en pleno campo de juego.
Los primeros instantes de la tragedia de Angel Avilés
En nuestro país, dos son los casos que conmocionaron el ambiente futbolístico. El primero ocurrió en diciembre de 1975 cuando Angel Avilés, jugador del Deportivo Junín, cayó fulminado en plena cancha del Nacional mientras su equipo jugaba contra el Atlético Chalaco. A los 20 minutos del primer tiempo,y tras efectuar una carrera de veinte metros, Avilés bruscamente se detuvo y cayó al gramado. Un aguatero corrió y le echó agua en la cabeza, el delantero hizo el amago de levantarse pero de pronto volvió a caer de bruces.
Dramática imagen mientras el delantero era trasladado a la enfermería
La tragedia se ha consumado
El médico del Chalaco se acercó a verificar si tenía pulso, pero al no comprobarlo pidió se traslade al jugador a la enfermería del Estadio, donde sólo se limitaron a certificar su deceso. La autopsia arrojó que Avilés sufrió un infarto masivo. El delantero contaba con 27 años y cuatro años antes había sido separado de la selección amateur por el entrenador Lajos Baroti, tras detectársele una lesión alcorazón. Lo curioso del asunto es que tras producirse el desmayo y posterior retiro del campo del jugador, el partido continuó hasta completarse el primer tiempo. Recién en el entretiempo los jugadores de ambos equipos decidieron no continuar jugando.
Avilés (16) al inicio del encuentro
Víctor Céspedes llora la muerte de su compañero
Durante el 2002, y tras un partido entre el Deportivo Wanka y Alianza Lima, el brasileño Marcio dos Santos sufrió un ataque cardiovascular que acabó con su vida. A diferencia de Avilés, el delantero del Wanka sufrió el ataque en las horas posteriores al partido, en el cual había sido figura importante tras anotar un gol, colaborando así en la victoria de su equipo por 3-1. Antes del encuentro, dos Santos había sentido dolores en el pecho, pero más pudieron sus ganas de jugar. Unas horas después de culminado el choque, en el hotel, el dolor en el pecho se acentuó por lo que un médico acudió a examinarlo. Tras recetarle un medicamento para una posible bronquitis, el cuadro se agravó, y al ser trasladado al Hospital El Carmen, falleció en el trayecto.
El momento feliz del gol
 
Arnao no puede contener las lágrimas