Páginas vistas en total

miércoles, 29 de febrero de 2012

TE ACUERDAS DE....GUSTAVO DE LUCA?

Meditando si quedarse en la "U" o irse al Alianza
Para algunos hinchas, aliancistas especialmente, este delantero argentino debió apellidarse más bien "de a luca" porque no le hizo goles a nadie. Ojo, no hay que ser mezquinos, en Chile la había hecho linda, llegando a ser el goleador del campeonato sureño con La Serena. Ello le valió su pase al Colo Colo, desde donde llegó a La Victoria a inicios de 1994. Su arribo a los blanquiazules fue algo anecdótico, ya que inicialmente había sido contactado por los dirigentes de Universitario; es más, llegó a posar con la camiseta merengue. Pero en una criollada propia de los directivos peruanos, Alianza Lima madrugó a sus compadres y les arrebató de las manos al pelado delantero, que ni corto ni perezoso recibió el billete de más que le ofrecían los grones. 
Libertadores 94, intentando una chalaca ante su "ex equipo"
Junto a los otros paque... perdón, jales aliancistas: Tanucci y Wirth
El morbo del asunto estuvo en que el partido debut de la Libertadores era precisamente entre Alianza y la U, y se preveía que los merengues saldrían a vengar la afrenta. No hubo tal cosa, ya que el partido culminó con victoria blanquiazul por 1-0 (gol de Juan Carlos Kopriva). Su desempeño en Alianza, tanto en la Copa como en el torneo local, fue un fiasco. En los partidos de práctica anotaba hasta por gusto, pero a la hora de la verdad, nada. Poco a poco fue relegado en el banco de suplentes y casi a mitad de año se marchó a Chile, donde culminó su carrera. Su paso por nuestras canchas había dejado una cuenta goleadora tan pelada como su cabeza.
Escapando de Matute

SUFRE PERUANO SUFRE

Llorando se fue...
Eso de salir llorando de las canchas es un karma que lo sufrimos hace años. La imagen que mostramos se dio tras la derrota peruana ante Brasil, que significó nuestra eliminación del Sudamericano Sub 16 desarrollado en Lima en 1986. Dicho torneo era clasificatorio para el Mundial de la categoría que se efectuó en Canadá en 1987, coronándose como sorpresivo campeón el seleccionado boliviano, que tenía en sus filas a un joven Marco Etcheverry. La Selección Peruana, que era dirigida por la dupla Juan Carlos Oblitas-Luis Cruzado, apenas logró un par de triunfos, ante Venezuela y Chile, cayendo ante Ecuador y Brasil, hecho que significó nuestra eliminación en primera ronda. En cuanto a Juan Carlos Ormeño (que aparece en la foto), conseguría años después un par de títulos con la "U", habiendo jugado también en el Deportivo Sipesa de Chimbote y el Juan Aurich de Chiclayo.