Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2012

SE LE SECÓ EL CHORRITO

Marcando a Roger Milla. La vejiga de Leguía fue la más tardona del Mundial
Nuestro paso por los Mundiales de Fútbol ha dejado graciosas anécdotas. Creo que aparte de algo de buen fútbol, no hay que ser mezquinos y reconocer que algunos buenos partidos jugamos, nuestros jugadores fueron protagonistas de hechos que pasaron al libro de las curiosidades. La siguiente tiene como protagonista a Germán Leguía, quien tras el primer partido ante Camerún (empate a cero en La Coruña por el Mundial 82), fue sorteado para pasar el control antidopaje. El larguilucho mediocampista estuvo más de cinco horas intentando miccionar sin éxito alguno, y recién logró su cometido cuando cayó la noche. "Terminado el partido, me tocó pasar la prueba antidopaje, y como yo sudo mucho dentro del campo me demoro en orinar. Ese día batí un récord mundial: tardé cinco horas y quince minutos, y me tuvieron que dar champaña y cerveza para facilitar el proceso. El segundo partido fue contra Italia y nuevamente salí sorteado. Los encargados de la prueba me bromeaban diciendo que yo no quería orinar para que me den más licor". Nuestro Premio Nóbel Mario Vargas Llosa, quien cubría el Mundial para medios españoles, reseñó el singular hecho de la siguiente manera: " (...) la dramática inhibición de micción -esta cacofonía es, al parecer, la fórmula médica adecuada- de Germán Leguía, el jugador peruano que, llamado a pasar el control antidoping, demoró cerca de cinco horas en producir las gotitas de orina que requería el laboratorio. Ni los vasos de agua, botellas de gaseosas y copas de champaña que le hicieron beber, ni el chorrito del lavador que le hicieron correr a su lado para estimularlo y contagiarlo, ni los rumorosos susurros de médicos y enfermeras -pssss, pssss, pssss- parecían vencer la formidable testarudez de esa vejiga, hasta que, por fin, rayando ya la noche, la desesperada enfermería percibió, contra la blanca losa de la bacinica, el tintineo liberador..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario